Lambayeque, Viernes 22 de Junio de 2018
SÍGUENOS:

Editorial
Actualizado hace 1 años

› ¡¿El prefecto debe ser del mismo partido que el mandatario?!

Hay cargos con recargos

Todo parece indicar que Clemente Flores tiene miopía política
La designación de Rafael Aíta ha significado un certero golpe a la condición política de Clemente Flores en Lambayeque
Compartir

No cabe duda que la designación de Rafael Aíta Campodónico como prefecto regional de Lambayeque ha pisado callos de los más sensibles entre los ‘pepekausas’ y entre otros que buscan su exquisito acomodo en alguna dependencia estatal como parte del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski. En ese afán, se han comprado la bronca y desde toda trinchera descalifican la presencia de Aíta Campodónico como representante del mandatario nacional. En esta jarana entró a danzar el congresista Clemente Flores Vílchez. 


El parlamentario ha dicho que el cargo que ostenta Aíta Campodónico es solo una encargatura, una estadía provisional mientras se resuelve el caso de Elmer Ángeles Reque, quien fue borrado de un plumazo de la Prefectura debido al escándalo en el que se vio involucrado. Ahora el Ministerio Público revisa su situación. Además, sostienen que se debe respetar a las bases de ‘Peruanos Por el Kambio’, de cuya militancia debería salir el elegido hacia la Casa Prefectural. 


Pero, ¿en qué parte de la resolución que firma Pedro Pablo Kuczynski y que designa a Aíta Campodónico dice que el cargo es provisional o que se trata de una encargatura? ¿Por qué Clemente Flores asume una postura que desentona con el canto presidencial? ¿Cuál es el argumento del legislador para poner en zozobra la designación del actual prefecto? Y si estos cuestionamientos no fueran suficientes, salta uno más, como expulsión de contenido resorte, ¿en qué parte de la ley o norma similar se indica que el prefecto –además de ser el representante del Presidente de la República- debe ser del mismo partido o agrupación política del mandatario? 


El propósito manifiesto u oculto de Flores Vílchez es el manejo político del partido de PPK en Lambayeque. Una militancia multipartidaria, remendada con la visita de paracaidistas que se arrastran, es la fortaleza que no tiene y por la cual pugna para ser su líder, de lo contrario será un remedo de Martín Rivas Texeira en el nacionalismo lambayecano. 


Todo parece indicar que Clemente Flores tiene miopía política y un pésimo paladar para degustar el platillo del poder como ejercicio mandante. Tiene guantes de box que le impiden tocar la realidad, pero ya que los lleva puestos, busca pelea. Su olfato solo soporta el perfume de la adulación y registra una otitis que solo se calma con el dicho de sus adláteres. 


La designación de Rafael Aíta ha significado un certero golpe a la condición política de Clemente Flores en Lambayeque. Su reacción es la de alguien que tiene una rodilla en la lona.


Tags:

Comentarios Facebook

TEMAS:

074-265996

Av. El Dorado #1290, José Leonardo Ortiz. Chiclayo

informante.chiclayo@gmail.com

www.elinformante.pe